Noticias de España

Un lugar donde leer noticias en español, noticias diferentes que no leerás en los grandes medios.

Agresión en Alsasua

Published / by Carlos

Tras el pasado incidente ocurrido en la localidad navarra de Alsasua de una agresión a dos guardias civiles y a sus acompañantes, nuestro actual presidente en funciones; Mariano Rajoy ha declarado y asegurado que no habrá impunidad por los dos guardias civiles agredidos.

Lo que sucedió fue lo siguiente. Retrocedemos hasta la noche del 15 de octubre cuando sucedió esta brutal agresión. Sucedió a las 4.55 de la mañana en un bar de la localidad de Alsasua, donde a un teniente y un sargento tras haber sido reconocidos por gente que allí se encontraba en el local. Los agentes iban acompañados de sus parejas, las cuales tampoco se salvaron del brutal asalto que sufrieron.

Tras conseguir salir de aquella multitud de la cual solo recibían insultos y golpes, uno de los agentes ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente debido a una fractura sufrida en el tobillo y las otras tres personas, sufren de múltiples contusiones de carácter leve.

Hemos recibido las declaraciones de una de las parejas de los agredidos; María José. Quien nos ha relatado el suceso de la terrible noche del 15 de octubre.

Todo comenzó cuando estaban en el bar, y una pareja empezó a increparles apartó a la joven y se puso a hablar con los agentes que se encontraban fuera de servicio. Pero cuando menos lo esperaban, se encontraban los cuatro reducidos recibiendo golpes y patadas de unas 40 personas llegando a recibir cientos de golpes. El novio de María José es el que se encuentra con el tobillo fracturado y el labio partido.

Incluso el agente cuando ya se encontraban fuera y estaba sangrando, la gente no paraba de golpearle violentamente con patadas.

El suceso sin duda es un acto vergonzoso y que sin duda e intentará buscar y alcanzar a los responsables de ello, para que al igual que otra persona reciban su castigo por sus actos.

El PP ha decidido aceptar las condiciones de Rivera, pero con algunos matices

Published / by Carlos

Seis requisitos son los que establece Rivera para la negociación con Mariano Rajoy, los cuales este decidió acatar y por lo tanto la propuesta va en pie.

Las condiciones son impuestas por Riviera, pero los tiempos de las negociaciones son manejados por Rajoy, estos son algunos de los matices que tenemos en este diálogo entre el partido PP y el de Ciudadanos, para negociar la supuesta investidura.

Establece Rajoy que se deben aclarar algunos matices de las condiciones impuestas por Riviera, pues es necesario esclarecer qué se quiere de antemano, por lo que el partido no puede dar una respuesta clara a algunas condiciones manifestadas, haciendo referencia a implicaciones jurídicas de eliminar aforamientos y en el caso de las reformas de la ley electoral también existen las dudas.

Después del ultimátum establecido por Rivera para dar diálogo entre ambos partidos, alargó una semana más el debate de lo que se quiere llegar a esclarecer en esta contienda política, el presidente del partido Ciudadanos manifestó que sólo realizaría negociaciones con los candidatos que establecieran de forma legal su investidura y su carácter de candidatos como tal, imponiendo una serie de condiciones, entre las cuales está la reforma de la Ley Electoral, en la cual el partido PP manifestó su desacuerdo a esta condición ya que establece que Ciudadanos planea reformarla para su conveniencia, pero sin embargo estarán dispuestos a dialogar estos términos. También están incluidos en esas condiciones los afrontamientos y suspensión de diputados, los indultos por corrupción, estos entre los más sonados y los más discutidos entre ambos partidos.

El gobierno ha puesto una mesa de diálogo entre ambos partidos y solo se está en la espera de que este diálogo llegue a su fin y puedan llegar a un acuerdo favorable para ambas partes, y lo más importante, que beneficie al pueblo español, porque algo sí es cierto: la mayoría del pueblo en España rechaza unas terceras elecciones que se darían en caso de que no se llegue a ningún acuerdo para la investidura de algún candidato.

Los héroes de la columna minera de Riotinto

Published / by Carlos

La Guerra Civil acababa de estallar. Eran días de incertidumbre, de miedo, de golpistas en las calles. En Sevilla, el general en jefe de los sublevados, Gonzalo Queipo de Llano, había logrado situar a sus tropas en el control de la ciudad. La represión fue absoluta, los asesinatos sin piedad se sucedieron en las calles de la capital hispalense.

Ante este nuevo escenario cruel y despiadado, en la cuenca minera de Riotinto –situada en Huelva pero colindante con la provincia de Sevilla-, zona rebelde y contestataria por antonomasia, un grupo de combatientes fue reuniéndose en torno a la idea de presentarse en Sevilla para intentar responder a la sublevación militar. La dinamita de la que disponían los mineros era uno de los ejes que impulsaba a la columna a intentar la hazaña en pro de la libertad, la justicia y la República.

El enclave de La Palma del Condado, municipio de Huelva, debía servir a los mineros como punto de reunión con guardias civiles y de asalto al servicio de la República. El comandante a cargo de este grupo era el comandante Gregorio Haro Lumbreras, quien a la postre decidió traicionar al Gobierno legítimo y a sus cuadros de mando y pasarse a las filas de los sublevados.

En este escenario de mineros heroicos contra golpistas que tenían tomada Sevilla y que contaba con el traidor de Haro Lumbreras, el desenlace de los acontecimientos fue hórrido y luctuoso. Fue una emboscada en La Pañoleta, junto al municipio de Camas, a las afueras de la capital sevillana, la que cambió, quién sabe, el curso de la Historia. Los guardias ametrallaron a los mineros, la dinamita que éstos traían explotó y muchos murieron y otros fueron condenados a muerte en un juicio sin ninguna garantía.

Fueron 250 hombres valientes y heroicos que se lanzaron a defender la República con 5 automóviles, 14 camiones y 250 kilos de dinamita. La Historia está obligada a recordarlos siempre.

¿Regresa la burbuja inmobiliaria?

Published / by Carlos

Hubo un tiempo, largo, en el que el paisaje español estaba dominado por las grúas, esos gigantes de hierro que se movían sin parar cargando ladrillos y todo tipo de material de construcción. Era el boom, la burbuja inmobiliaria, esa que a pesar de todas las advertencias explotó, sumiendo al país en una profunda crisis. Cierto es que no fue la única responsable de los años de zozobra económica de los que aún España no se ha recuperado, pero el parón inmobiliario sí tuvo mucho que ver.

Ni siquiera hubo tiempo de que cerrajeros Madrid o cerrajeros Valencia hicieran su trabajo. Miles de promociones quedaron abandonadas, como auténticos fantasmas. Barrios que debían ser auténticas ciudades se convirtieron en lugares donde apenas unos bloques destacaban en medio de eriales, para desesperación de quienes habían gastado sus ahorros en lo que debía ser un paraíso urbano.

Ahora parece que todo se reactiva, poco a poco, pero avanza. Los bancos vuelven a dar créditos, aumentan las cifras de compraventa de inmuebles, comienzan a verse de nuevo agencias inmobiliarias en pueblos y ciudades, y aquellas grúas que habían quedado abandonadas cobran vida otra vez. Más trabajo para albañiles, fontaneros y cerrajeros barcelona.

La gran incógnita para muchos es qué ocurrirá a partir de ahora. No se puede negar que el ladrillo es un buen motor para la economía, la crisis inmobiliaria hizo perder miles y miles de puestos de trabajo directo y muchos más indirectos. Quizá esa “resurrección” sea el aliciente para dar un buen empujón a la maltrecha economía española, pero hay muchas reticencias.

A nadie se le escapa que un crecimiento ficticio, forzado, como el que hubo puede tener consecuencias catastróficas si se derrumba cuando el país aún no se ha recuperado completamente, y tardará mucho en hacerlo ¿Habrá más controles? ¿Se establecerá algún tipo de medida para evitar la terrible especulación de años anteriores? Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Cuestión de limpieza…o de civismo

Published / by Carlos

En las grandes ciudades es una de las grandes quejas: la suciedad. El estado de las calles genera agrias polémicas, como vemos casi continuamente en la capital, en Madrid. La basura se ha convertido en un arma arrojadiza para los políticos. Se echan en cara la falta de inversión, de recursos, de organización… y seguramente haya algo de razón en cualquiera de estas acusaciones ¿Pero es todo?

La respuesta es no. La suciedad no es solo cuestión de dinero. De poco sirve invertir si el civismo brilla por su ausencia. Y, a pesar de las campañas casi continuas de concienciación, parece que la idea no acaba de empapar las conciencias de muchos ciudadanos. Y lo curioso es que muchos, cuando viajan a otros países alaban la limpieza de las ciudades, sin darse cuenta de que no es cuestión de limpiar más, sino de ensuciar menos.

Cuando se trata la cuestión del civismo es muy fácil mirar hacia el cielo, hacia donde trabajan los antenistas Madrid, y hacer como que no nos enteramos. Pero lo cierto es que se trata de una responsabilidad de todos. Si no es así, entonces, ¿por qué a media mañana los cubos de basura están ya llenos? ¿O por qué cuesta tanto moverse unos metros para depositar la basura en un contenedor vacío si el que tenemos a mano está lleno? Lo más fácil es dejar la bolsa en el suelo, y se hace, o se tira la colilla a pesar de tener un cenicero a mano.

En casa, si hay un problema en las tuberías no esperamos a que rebosen, llamamos a desatascos Madrid porque no nos gusta la suciedad. Igual que avisamos a un servicio de reparación de calderas Madrid si no tenemos agua caliente para fregar en condiciones los cacharros. Pero al pisar la calle mucha gente se trasforma y no separa a pensar en esa basura o esos residuos que va dejando.

Por eso hay que plantearse que en la mayoría de las ocasiones la limpieza no es cuestión de recursos, como plantean los políticos en sus diatribas y enfrentamientos, sino cuestión de civismo.

El Palmar frente al poder

Published / by Carlos

La Ley de costas no ha logrado poner a salvo el maravilloso y fastuoso patrimonio de El Palmar. Las playas vírgenes y alejadas del mundanal ruido y de la monstruosa maquinaria del capitalismo más intolerante han sufrido poco a poco la invasión que hace lustros se temía que llegara. Las autoridades políticas, en muchos casos, han hecho la vista gorda respecto a la oleada de turistas, chiringuitos y construcciones cercanas.

El dinero es el dinero, como decía aquel. Y El Palmar debe ser, sí o sí, un paisaje protegido. Bienvenidos son siempre los turistas sensibles que abogan por formas de turismo sostenible y que hacen todo lo posible por cuidar la naturaleza y velar del entorno. Sin embargo, esta huida del ladrillo y esta apuesta por mantener el medio se topan con el poder de siempre.

Entre Tarifa y Conil de la Frontera, las playas de la provincia de Cádiz pueden presumir de acoger a turistas con una sensibilidad mayor, en lo que al respeto al entorno se refiere, que en otras zonas costeras. Así, el Faro de Trafalgar debería ser usado con fines culturales, divulgativos y estéticos, y no como un simple hotel de lujo al servicio de la especulación. El Faro debe seguir siendo una instalación pública, catalogada como edificio de interés histórico y ambiental y enfocada a usos culturales, museísticos y portuarios.

La Plataforma ciudadana Salvar El Palmar, con el respaldo de organizaciones y colectivos como WWF o Ecologistas en Acción, está intentando resistir las embestidas de los poderosos y de los intereses que entran en juego. Resulta obvio que una zona con un potencial estético como El Palmar es un caramelo económico para constructores, hoteleros, políticos, concejales y demás partes de un hipotético pastel, sabroso a todas luces y suculento en lo que a dinero en juego se refiere.

España encuentra Gobierno en fútbol

Published / by Carlos

Bien es sabido por todos que la ausencia de Gobierno después de dos comicios electorales es uno de los temas de debate estrellas en la agenda informativa de los medios. Las terceras elecciones parecen estar a la vuelta de la esquina toda vez que Mariano Rajoy, que contaba con el apoyo de Ciudadanos y de Coalición Canaria, fracasó en la investidura de investidura en la que se postulaba para volver a ser Presidente.

España continúa sin Gobierno y con una incertidumbre que empieza a trascender más allá de nuestras propias fronteras. Sin embargo, y dando un salto desde el apartado político hasta el deportivo, la España que sí parece haber encontrado una estabilidad en la dirección de su rumbo es la de fútbol.

Los dos rotundos fracasos del ex seleccionador Vicente del Bosque –Mundial de2014 y Eurocopa de 2016- al frente del combinado nacional, a los que se suma la mala imagen que el equipo estaba empezando a ofrecer en momentos puntuales, abrieron un vacío de poder en el banquillo. Aunque Joaquín Caparrós aparecía como favorito en las apuestas, ha sido finalmente Julen Lopetegui el elegido por la Federación para regir los designios de la Selección Española.

Lopetegui puede ser un buen líder, está capacitado para llevar a España a alcanzar las cotas que no hace tanto logró. Con este seleccionador, la selección sub-21 ofreció auténticos recitales, demostrando además su hegemonía en competiciones continentales. Aquellos sub-21 estaban liderados por jugadores como Thiago, Isco, De Gea o Javi Martínez, jugadores que parece que van a empezar a tener un rol mucho más destacado que el que tenían con Del Bosque.

De momento, y remitiéndonos a los dos encuentros que España ha disputado con Lopetegui como seleccionador, las sensaciones son inmejorables. El amistoso contra Bélgica fue una auténtica exhibición de juego que recordó a los mejores días de la Selección. Y en su debut oficial, contra Liechtenstein, la goleada por ocho goles a cero ratificó las buenas vibraciones, a pesar de la poca entidad del rival. España sí tiene Gobierno en fútbol.

No dudaré de Contador

Published / by Carlos

Cuando el ciclismo, ese deporte tan duro para los deportistas y tan apasionante para el espectador, parece que puede pasar por una fase de abulia, aburrimiento, tedio o rutina, siempre nos queda la figura de Alberto Contador.

Puede ser que en los últimos años no haya gozado de su mejor forma. Tal vez las piernas ya no le responden como antes. Tal vez las caídas y las lesiones hayan minado el trabajo y la puesta a punto para toda esta temporada. Quizá el buen estado de rivales como Nairo Quintana o Chris Froome mengüe su protagonismo en el pelotón. Pero a la hora de la verdad, la raza, la clase y el pundonor de este ciclista son capaces de levantar de los asientos a los espectadores.

Nunca más dudaré de Alberto Contador. Nunca. Me arrepiento de haber dudado de él en el primer tramo de esta Vuelta Ciclista a España. Le veía incapaz de seguir el ritmo de los mejores e incluso la propia frustración de volver a verle por los suelos en una gran vuelta me hacían despotricar en cierto modo de su capacidad. Pero cuando la carrera llegó a sus puntos clave, ni las caídas ni los golpes han podido detener el coraje del corredor de Pinto.

A la salida de Sabiñánigo, la etapa parecía que podía ser tranquila, un día de relax entre tanta montaña que esta genial Vuelta a España está teniendo. Pero sólo a una mente que funciona y respira al cien por cien para el ciclismo, como la de Alberto Contador, se le podía ocurrir liarla de semejante manera en el kilómetro 6. Contador rompió la carrera, pilló desprevenido a todo el equipo Sky y favoreció una etapa que se recordará siempre.

Contador ataca, da espectáculo, piensa en el espectador y tiene a sus espaldas un palmarés impresionante. Nunca más dudaré de este enorme ciclista. Lo único que se puede hacer es seguir disfrutando con sus arrancadas vertiginosas, con su aire imprevisible, con su estética eléctrica sobre la bicicleta, con sus victorias. Y con sus no victorias, que ya bastante le vimos ganar en el pasado.

El entrenador Poyet se enfada en rueda de prensa

Published / by Carlos

De Gustavo Poyet recordamos su enorme temperamento, su genio, su garra y su espíritu guerrero dentro del terreno de juego, en su época de futbolista. Vistiendo las elásticas de clubes como el Real Zaragoza o el Chelsea dio muestras de su talento, pero también a veces se dejaba ir de los partidos merced a un carácter muy fuerte; la sangre le hervía y ello le acarreaba más de un problema.

Ahora como entrenador, Poyet empieza a dar muestras de ese mismo temperamento. En Inglaterra se había mostrado más comedido, pero tras su llegada al Real Betis Balompié ya está aflorando su personalidad combativa y pasional. En la segunda jornada de la Liga fue sancionado con dos partidos, por culpa de incordiar al colegiado del encuentro.

La sanción hizo que Gustavo Poyet tuviese que ver desde la grada los dos últimos partidos del Real Betis, siendo el segundo de a bordo el que tenía que dar las instrucciones a los jugadores sobre el campo. Poyet reapareció en el banquillo justo en el partido ante el eterno rival, el Sevilla Fútbol Club, en el césped del Ramón Sánchez Pizjuán.

El hecho de que Nasri no fuera expulsado después de dos duras entradas –la segunda al tobillo y ya con tarjeta amarilla- y, sobre todo, que el colegiado Estrada Fernández anulara un gol totalmente legal al delantero bético Álex Alegría a instancias de su juez de línea encendieron los ánimos de Gustavo Poyet.

Así, el técnico uruguayo compareció en rueda de prensa al término del partido muy enfadado. Arremetió contra la prensa, a la que instó a denunciar las injusticias cometidas por los colegiados en los terrenos de juego. Hay que recordar que el Betis ha sido perjudicado este año por las decisiones arbitrales en los encuentros ante Deportivo de la Coruña, Granada y Sevilla. Poyet acudió a la sala de prensa con un ordenador portátil para enseñarle a quien quisiera verlo que no había fuera de juego en el gol que su equipo anotaba para poner el empate en el marcador ante los nervionenses.

Bruselas vuelve a alertar a España de su alto déficit

Published / by Carlos

España cuenta actualmente con un déficit de 102%, es decir el gasto nacional supera con creces al los ingresos que este percibe. Bruselas ha dado varios ultimátum durante el último año y ha decidido dar el primer paso para multar a España por el continuo y total incumplimiento de las metas presupuestarias que debería alcanzar.

El Consejo Europeo propuso unas medidas que podrían ser muy eficaces pero  España no ha seguido ninguna de las medidas eficaces impuestas por la Unión Europea. Esto va a tener graves consecuencias tanto en el mercado financiero, mercado de producción y en la producción nacional. No solo las consecuencias repercutirán en el mercado.

El primer paso se multará a España por el incumplimiento continuo de de los objetivos de déficit. Bruselas considera que es completamente improbable que España logre corregir de manera oportuna y sobretodo duradera el déficit actual excesivo.  España en el último año no solo no redujo el déficit acordado sino que lo incrementó en dos puntos porcentuales. Eso le enfrenta a la posibilidad de una sanción multimillonaria durante los próximos años, de exactamente hasta 2.100 millones de euros. Bruselas incluso cree que España incumplirá también en adelante las nuevas metas pactadas. La desconfianza en las decisiones del gobierno es total.

La Unión Europea no confía en que España consiga por ahora salir de esta terrible crisis, evitando todo tipo de inversiones internacionales. Sin inversiones externas no hay un mayor movimiento de flujos de dinero lo que supone una continuidad en la tasa de desempleo y mantenimiento en la producción. Si no producimos más, no generamos más renta por lo que la demanda también permanece constante.  Hay que encontrar una solución a este círculo vicioso.