Noticias de España

Un lugar donde leer noticias en español, noticias diferentes que no leerás en los grandes medios.

No dudaré de Contador

Published / by Carlos

Cuando el ciclismo, ese deporte tan duro para los deportistas y tan apasionante para el espectador, parece que puede pasar por una fase de abulia, aburrimiento, tedio o rutina, siempre nos queda la figura de Alberto Contador.

Puede ser que en los últimos años no haya gozado de su mejor forma. Tal vez las piernas ya no le responden como antes. Tal vez las caídas y las lesiones hayan minado el trabajo y la puesta a punto para toda esta temporada. Quizá el buen estado de rivales como Nairo Quintana o Chris Froome mengüe su protagonismo en el pelotón. Pero a la hora de la verdad, la raza, la clase y el pundonor de este ciclista son capaces de levantar de los asientos a los espectadores.

Nunca más dudaré de Alberto Contador. Nunca. Me arrepiento de haber dudado de él en el primer tramo de esta Vuelta Ciclista a España. Le veía incapaz de seguir el ritmo de los mejores e incluso la propia frustración de volver a verle por los suelos en una gran vuelta me hacían despotricar en cierto modo de su capacidad. Pero cuando la carrera llegó a sus puntos clave, ni las caídas ni los golpes han podido detener el coraje del corredor de Pinto.

A la salida de Sabiñánigo, la etapa parecía que podía ser tranquila, un día de relax entre tanta montaña que esta genial Vuelta a España está teniendo. Pero sólo a una mente que funciona y respira al cien por cien para el ciclismo, como la de Alberto Contador, se le podía ocurrir liarla de semejante manera en el kilómetro 6. Contador rompió la carrera, pilló desprevenido a todo el equipo Sky y favoreció una etapa que se recordará siempre.

Contador ataca, da espectáculo, piensa en el espectador y tiene a sus espaldas un palmarés impresionante. Nunca más dudaré de este enorme ciclista. Lo único que se puede hacer es seguir disfrutando con sus arrancadas vertiginosas, con su aire imprevisible, con su estética eléctrica sobre la bicicleta, con sus victorias. Y con sus no victorias, que ya bastante le vimos ganar en el pasado.